0
Fuente de la eterna juventud

La fuente de la eterna juventud

Pasan los siglos y el hombre sigue buscando la fuente de la eterna juventud. Cientos de expediciones a lejanas tierras de oriente y occidente fueron patrocinadas por reyes y nombres para encontrar la solución mágica al envejecimiento y la muerte. Quizás la más conocida es la que se atribuyó a Juan Ponce de León en 1513 a lo que hoy es el estado de Florida en los Estados Unidos, una expedición que hoy se sabe es una historia apócrifa, pero curiosamente es hoy, La Florida, el paraíso de cirujanos plásticos y centros anti-aging.

No importa desde que arista quiera verse: puede ser médico-estético con el puro fin de vernos bien, evitar las arrugas en la cara, las marchitas en la piel, ese abdomen marcado a los 70 años, mamas sin afecciones de la gravedad, etc. O bien desde un punto de vista médico-funcional, es decir que en general nuestro organismo funcione como reloj, sin enfermedades crónicas, sin dolores de articulaciones, viendo y oyendo adecuadamente, valiéndonos por nosotros mismos, etc. Tal parece que todos los médicos (y nuestros pacientes) estamos en búsqueda del Grial.

Hoy envejecer es inevitable y me atrevo a decir que lo será siempre, el truco radica en cómo envejecemos. La Gerontología es el estudio en forma interdisciplinaria del proceso del envejecimiento, tanto en su aspecto biológico (en todas las especies), como clínico (médico), psicológico, social, cultural, político y económico. En el área que me desenvuelvo analizamos el proceso clínico, psicológico y social/familiar del envejecimiento, y lo que se busca es que este proceso imparable per se, sea para el individuo y los que lo rodean lo más natural, menos complicado y que le permita desarrollarse en el mundo que lo rodea de manejara funcional y autosuficiente. Esa es la meta.

Lamentablemente en esta búsqueda nos hemos ido encontrando con muchas personas que ofrecen como decimos popularmente “las perlas de la Virgen” envueltos en términos que parecen científicos y muy seguros y en realidad no lo son tanto. El envejecimiento es un proceso complejo, que si bien en general ubicamos con cambios en la piel, canas, pérdida de dientes, etc. va mucho más allá. En realidad el envejecimiento es el resultado de reacciones bioquímicas, respuestas celulares y acciones de genes que pueden tener diferentes efectos en diferentes tejidos de organismos multicelulares.

De hecho todo el movimiento anti-aging, surge no en el lado estético, aunque ahora se le confunda, sino como resultado de los estudios contra el cáncer que han dado, a lo largo de los años, infinidad de información sobre cómo envejecemos y es que el cáncer tiene un vínculo directo con lo que se conoce como senescencia o envejecimiento celular, la reproducción de las células y la apoptosis o muerte celular programada. Así como podrá usted darse cuenta el envejecimiento radica no en la piel o nuestra cara, sino en la estructura básica de la vida, la célula.

Aun falta mucho por hacer, pero en la actualidad ya existen algunos tratamientos que ayudan a combatir algunos de los efectos del envejecimiento y colaboran a que tengamos una vida más plena. Sustitución hormona, planes de nutrición individualizados, cirugías, tratamientos de regeneración ósea y ¿por qué no? Tratamientos estéticos. Mi única recomendación es que se acerque a médicos capacitados en su área y tenga mucho cuidado en aquellos que les ofrezcan tratamientos que pueden solucionarlo todo, aún no somos poseedores de ese conocimiento y de alcanzarlo algún día, esto llevará su tiempo.

Y recuerde lo que hacemos hoy para cuidar nuestra salud, no importa que edad tengamos, repercutirá en nuestra calidad de vida cuando seamos mayores

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi sagittis, sem quis lacinia faucibus, orci ipsum gravida tortor, vel interdum mi sapien ut justo. Nulla varius consequat magna, id molestie ipsum volutpat quis.
Abrir la barra de herramientas